Orgulloso de pagar mis impuestos

Entrada escrita por Miguel Gallardo

El día de hoy ha sido emocionante, una inmersión de primera línea en la realidad Dominicana que no sale en la propaganda de las agencias de viajes.

Hemos empezado por una visita al centro Metas (mujeres ebanistas tapiceras artesanas solidarias), un nombre tan simple como claro.

Un grupo de mujeres que han participado en los talleres de Ce-Mujer (Centro de Solidaridad para el Desarrollo de la Mujer), destinados a proporcionar un oficio técnico no tradicional a mujeres en situaciones complicadas, han sido nuestras anfitrionas. Poco a poco han comenzado a contar sus historias de vida, tímidas al principio delante de un grupo de extraños como nosotros, se han soltado finalmente y hemos escuchado historias que nos han impresionado al principio por lo duras, pero que también nos han emocionado.

A mí particularmente, único miembro masculino del grupo, me han dado una lección de vida. Con una situación con casi todos los elementos en contra, han soñado y han realizado al fin, un proyecto de microempresa, como tapiceras, como fabricadoras de
muebles, en unos oficios tradicionalmente masculinos enfrentándose a un medio muy machista y a veces hostil.

Los discursos de todas ellas me han llegado al corazón porque desde ahí venían. Por la tarde hemos visitado algunos talleres y las hemos visto en su entorno, con sus familias, que a veces han incorporado a la empresa. Mujeres con una capacidad de resiliencia y una energía que para sí la quisieran muchos empresarios. En unas condiciones tan surrealistas como contar con cortes de luz de las 4 de la tarde hasta las 10 de la mañana o la competición con las grandes cadenas como Ikea.

Ha sido realmente toda una lección de vida, nos han dejado entrar en sus casas y sus familias con una amabilidad y un cariño difíciles de encontrar allí de dónde venimos. Ninguna se ha quejado de su situación, todos han sido discursos positivos.
Nos hemos quedado con lo importante y útil que resulta que parte de los impuestos que pagamos se vayan a políticas para el desarrollo.

Como le he oído decir a Zinnia, de Oxfam Intermón, hoy me siento orgulloso de pagar mis impuestos si estos hacen posible proyectos como el que hoy hemos visto.

20140304-013902.jpgGrupo de mujeres en el Centro Metas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: